Sustitución de la nicotina para dejar de fumar

Sustitución de la nicotina para dejar de fumar

Sustitución de la nicotina para dejar de fumar

Dejar de fumar es un tema que está comenzando a preocupar cada vez a más y más personas. Esto se debe a que ya son muy conocidas las consecuencias que puede traer el consumo del tabaco y también son de conocimiento público los números que indican cuántas muertes por cáncer u otras enfermedades se cobra año a año el tabaco. Pero no hay que desesperar, porque gracias a la preocupación de muchos y a los avances tecnológicos y científicos, cada vez existen, al alcance de cualquier interesado, distintos métodos para dejar de fumar.

La terapia de sustitución de nicotina es un método para dejar de fumar que fundamentalmente pretende que el cuerpo vaya incorporando cada vez cantidades menores de nicotina hasta que finalmente ya no tenga necesidad de absorber ninguna dosis. Esto se puede realizar mediante el uso de parches o chicles que tienen nicotina pero que no poseen las sustancias tóxicas propias de un cigarro. De este modo, se puede conseguir que el cuerpo no sufra los síntomas de abstinencia al mismo tiempo que la persona necesite paulatinamente menos del consumo de nicotina.

Estos parches y chicles no necesitan ser recetados por un médico, lo que los hace ser muy populares por ser accesibles y fáciles de conseguir. Además de estos elementos, en la terapia de sustitución de la nicotina para dejar de fumar también se suelen utilizar sprays nasales e inhaladores bucales, pero que son menos fáciles de conseguir.

Por último, hay que tener en cuenta que este método se basa en la idea de que los fumadores fuman porque el cuerpo pide nicotina. De allí es que la terapia de sustitución sólo se encarga de proveer al fumador de las dosis de nicotina necesaria. Por ello siempre es bueno sugerir el ejercicio físico, una alimentación sana y compañía de amigos y allegados de quien quiere dejar el tabaco para lograr un refuerzo adicional y llegar al objetivo final cómodamente.